Hola
Creo que de todos es sabido que una de las fuentes de mayor conflictividad que se pueden dar en una Comunidad de Propietarios son las relacionadas con locales de negocio, especialmente si este esta relacionado con el ocio y hostelería.
El Gobierno esta promoviendo  una ley para eliminar el actual sistema de licencias municipales para abrir un pequeño comercio y sustituirlo por otro de “autolicencia exprés” con el objetivo de reducir los plazos de apertura de un establecimiento, que actualmente oscila entre 6 y 18 meses.
Está previsto que el nuevo sistema comience a funcionar en junio, aunque los ayuntamientos que así lo deseen podrán hacerlo antes con un simple cambio de ordenanza municipal, dijo hoy el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, quien aseguró que Sevilla, Valencia y Madrid ya se lo plantean.
Con esta medida se pretende sustituir el sistema de licencias a priori por otro de control a posteriori, lo que sitúa en muy mala posición a las Comunidades de Propietarios para la presentación de posibles alegaciones.
Con el proyecto que el Gobierno pretende lanzar el empresario, para poder abrir, solo deberá presentar un informe técnico expedido por un profesional colegiado, una declaración responsable de que cumple la normativa municipal y pagar las correspondientes tasa y
¡Al día siguiente ya puede abrir!
Pero mi pregunta es ¿Y si la declaración responsable no es tan responsable? ¿Qué cauces tienen las Comunidades de Propietarios que se puedan ver afectadas por incumplimientos de normativas relativas al ruido, a la evacuación de humos y gases, a la ventilación, al aire acondicionado?
¡Esta claro que nunca llueva al gusto de todos!