images5ITJ641H

En estos momentos en que la mayoría de los administradores de fincas estamos convocando las Juntas Generales vemos lo poco práctico y efectivo que resulta la vía de notificaciones a la que nos obliga la Ley de Propiedad Horizontal.

 

Parece claro que  en el Art. 9.1 de la LPH las notificaciones de la Comunidad de Propietarios a cada uno de los copropietarios se deben  practicar en un domicilio bien de la propia Comunidad o bien fuera de ella.

 

No se contempla la posibilidad de  designar como dirección de comunicación un correo electrónico , sin embargo la realidad nos confirma que este medio es  práctico y rápido ¿Por qué no incluirlo  en la LPH como una vía más de notificación?

 

Tenemos que rendirnos a la realidad  y aceptar que los nuevos medios tecnológicos abren un gran abanico de posibilidades y con ellos nuevas formas de administrar las Comunidades de Propietarios ¿Por qué no plantearlo?

 

De momento nos quedamos con lo que tenemos a efecto de notificaciones y a saber es:

  1. El propietario debe designar el domicilio, de no hacerlo se tomara el propio piso o  local.
  2. Esta comunicación del domicilio  se realizara  a quien ejerza la función de secretario de la junta
  3. El domicilio designado debe ser en España (¿Qué pasa si vive en el extranjero?)
  4. La comunicación debe dejar constancia de su recepción

¿No os parece que  necesitamos actualizar nuestra querida Ley?

 Yo creo que si 🙂